29.8.09

Decay





Decay
Pronunciation: \di-ˈkā\
Function: verb
Etymology: Middle English, from Anglo-French decaïr, from Late Latin decadere to fall, sink, from Latin de- + cadere to fall — more at chance
Date: 15th century
intransitive verb
1 : to decline from a sound or prosperous condition
2 : to decrease usually gradually in size, quantity, activity, or force
3 : to fall into ruin
4 : to decline in health, strength, or vigor
5 : to undergo decomposition



Este semestre estaré impartiendo un taller de teoría/diseño urbano con el escritor Bryan Finoki. El tema a tratar es uno que ya tiene tiempo rodando por las facultades de muchas universidades así como en textos académicos en Estados Unidos. Urbanism of Decay, urbanismo decadente, urbanismo en descomposición, urbanismo en deterioro. Bien se puede traducir de estas tres formas, porque al analizar a nuestro paciente vemos que ha ocurrido un deterioro físico, creado una cultura en decadencia y hoy existe como una ciudad en descomposición. Ese es mi diagnostico, que en parte ha sido corroborado por muchos estudiosos sobre el tema, sin embargo lo que me interesa es ver si este paciente sufre como cualquier otro organismo de una decadencia total.
Por lo pronto (un semestre) estaremos fuera del los estudios fronterizos o análisis de la ciudad Tijuana como lo vengo haciendo por varios años por medio de talleres con diversas universidades. Esta vez me enfrento a un fenómeno nuevo, a una ciudad relativamente nueva; la ciudad de Detroit. Su historia es larga, fue parte de la colonia Francesa, Britanica y en el siglo XX la ciudad que se convirtió en la epitome de la producción industrial. Cuna del Model T de Herny Ford creador de la gran compañía de automóviles Ford Motor Company, empresa que en varias ocasiones ensamblo más de 8000 autos en un día. Una hazaña inconcebible en la década de los veintes, en esa época desde Detroit Ford hacia la mayor parte de los automóviles que se vendían en el mundo. Hoy los Estados Unidos no alcanzan hacer ni uno de diez autos que se venden en el mercado mundial. Y gracias al neo-liberalismo económico el Fordismo dejo de ser el modelo de producción a seguir de las economías desarrolladas. Como explica Rebecca Solnit, hasta la joven Unión Soviética veía el Fordismo como una estructura laboral a seguir. Sin embargo antes de que las ideologías neoliberales la devastaran, el éxito de Ford fue lo que condujo a Detroit por el camino del deterioro. El sueño de Ford fue que cada familia norte americana pudiese obtener un Ford y construyo cantidades de autos a precios accesibles para el trabajador común. Esta segunda hazaña logro que la ciudad se dispersara creando el éxodo de los ciudadanos hacia los nuevos desarrollos de vivienda a las afueras del centro urbano. Año tras año Detroit se desintegraba - bienvenidos los suburbios.
Desde este momento la ciudad firmo su acta de defunción, la desindustrialización y la descentralización en conjunto con los esfuerzo de posguerra por hacer miles de vivienda para una sociedad que miraba hacia un futuro soñado – bienvenido el american dream, vacio las zonas urbanas de la clase media trabajadora, lo que se conoce como white flight (la fuga blanca). Esto aclara el porqué la descomposición física-urbana de la ciudad pero también la decadencia social inicia en este momento porque los que se quedaron a vivir en el centro urbano y sin lograr el american dream fueron los habitantes negros, desatándose una ola de discriminación racial. A consecuencia la zona urbana de Detroit se convirtió en sinónimo de la violencia, pobreza, desempleo y muchas otras características de getto, era peligroso ir al Centro (sounds familiar?). Todos estos factores llegaron a su punto crítico cuando el gobierno de la ciudad inicio un proceso de destrucción urbana. Literalmente se derrumbaron miles de viviendas, departamentos, comercios, y fabricas que fueron desamparadas por las condiciones económicas y sociales del post-fordismo.
En Julio de 1989 había 15,215 edificios abandonados, y con ayuda del gobierno federal (préstamo de 60 millones de dólares) se inicio una de las campañas de destrucción más voraces en la historia de los Estados Unidos, a pesar que el país nunca sufrió destrucción urbana alguna en dos guerras mundiales. Hoy Detroit es una ciudad en ruinas con una baja de casi un millón de habitantes, un éxodo que inicio en los años 50.

Las ruinas de Detroit son otro tema a tratar. Que significan las ruinas del mundo moderno? Son igual a las ruinas clásicas de Europa que sirven como una memoria gloriosa o serán como las ruinas de la ideología como las ruinas habitadas de La Habana? Según Simmel las ruinas no se habitan son propiedad de la naturaleza que pelea con el hombre por la tierra. Habitar una ruina es innatural y absurdo. Las ruinas de Detroit nacieron de un futuro pasado y a la vez son contemporáneas, para el pueblo americano no significan Historia - son atemporal. Algunos han propuesto dejar
sin demoler los edificios abandonados más grandes que edifico la industria -como parque temático – la disneylandia de la desintegración urbana un museo de la decadencia.

Porque me interesa Detroit? La decadencia urbana y social está en todas partes, hasta en México. La baja de remesas ha dejado a muchos pueblos en standby, la inseguridad en el norte del país está creando pueblos fantasmas, en Juárez una de cada 4 casas está abandonada. De acuerdo al IMPLAN de esa frontera hay 116mil 208 casas abandonadas de un total de 461 mil lo que equivale a un 30%. Esta cifra incluye vivienda de interés social y clase media. En la ciudad de Tijuana el crecimiento anual a disminuido y la tasa de desempleo subió en los últimos dos años, la zona Centro esta en deterioro- llegando a convertirse en ruina. Estos cambios están ocurriendo con más frecuencia y en algunas ocasiones el deterioro es al instante como ocurrió en Nuevo Orleans después del desastre natural y la poca efectividad de las dependencias gubernamentales. Estos fenómenos nos rodean, están más cerca de lo que creemos y por eso creo que muy pronto dejare de ser arquitecto y me convertiré en Ruinologo. En unas pocas semanas iniciare la investigación de campo.

1 comentario:

Fernando L Lara dijo...

Rene,

it would be interesting to overlap Detroit's 50 year decay with the "brand new" decay of the Brazilian favelas. To me they are the result of the same kind of abandonment, one at the fringes the other at the very center of capitalism. http://www.lulu.com/content/paperback-book/favela-studio/7158065