10.12.02

La ciudad fea

...I get hit by a mortar, everywhere I go I'm loitering
Chaos and disorder [rulin'/ruinin'] my world today..
lyrics to chaos and disorder by the Artist Formerly Known as Prince

Tijuana es la cuidad mas fea que conozco, una cuidad sucia. El polvo café que se encuentra en todos partes de la cuidad, me molesta. Esta en todas la orillas de las banquetas, tierra que nos tragamos cuando comemos tacos en la calle. Los perros muertos en las calles se inflan como globos y se quedan tirados hasta que los carros los despedazan, y el olor a drenaje que respiramos cuando pasamos por la canalización, también esta en todas partes. Los ladrones que me han robado varios carros, la gente que pide dinero, los traga fuegos y limpia vidrios que como piden, son parte del exceso que se vive en Tijuana.
Bueno, por que seguimos aquí y no nos vamos a vivir a Hygene City, San Diego? Donde hasta el agua de la llave se puede tomar. Donde la gente separa su basura por tipo de material reciclable y todos manejan carro del año para no contaminar el medio ambiente. Pienso que estamos aquí por que nos gusta estar desprotegidos de la vida y situaciones que nos rodean, desprotegidos de los bichos que nos comemos en la calle, de los asaltos y otros excesos que son parte del folclor tijuanénse. Como dice un maestro que tuve en la escuela, que se llama Mark Cousins en el Architectural Association de Londres, lo horrible, o feo, en su dimensión positiva provoca al sujeto un reflejo de retirarse, retirase a un espacio donde se pueda defender.
Pero por que correr de lo feo? Es cierto qué desde que estamos niños lo primero que hacemos al encontramos con lo feo es escondernos o cerrar los ojos. Cuando vemos un monstruo que tiene tres manos y cinco ojos nos asustan su exceso de humanidad, pero también nos aterra la calavera que la falta piel y músculos y todo lo demás que la hace humana y normal.
Son estos excesos y ausencias que nos provocan miedo y horror.
Estamos aquí unos por necesidad, otros por que de aquí es toda la familia y otros por que no le tenemos miedo a Tijuana. Lo horrible es mucho más que el concepto opuesto a la belleza. La definición de lo feo esta basada en ideas opuestas a la belleza vista a través de la composición y lo equilibrado. Desde lo Griegos entendemos el sentido de la belleza como aquello que funciona dentro de los parámetros de la proporción. Entonces lo feo, es todo lo contrario, lo deforme, des-compuesto y hasta ausencias, que producen duda y cuestionamiento. Aquí en Tijuana no hay nada bello y en cuestiones de arte, parece ser, que ya no le importa la belleza (que bueno)!
Y en lo urbano vemos que Tijuana también esta deforme. Pero esta deformación es la que la hace interesante. Todas la contra posiciones de imágenes urbanas y diversidad de usos y fenómenos de construcción (por que no le puedo llamar arquitectura, mis amigos los arquitectos también sufren y quizá mas que lo artistas, del mal de la composición y belleza) son parte de un monstruo urbano sin ojos pero con cinco manos. Así que estas construcciones son las que hacen de Tijuana una cuidad imposible de manejar, por que se maneja sola. Los excesos y ausencias los témenos que usar a nuestro beneficio cuando queramos agregarle al desorden que ya existe. Tenemos que ver lo feo como posibilidad y no debilidad. Entender a una cuidad como esta requiere de gente curada de espantos y sin temor a arriesgar ser un ciudadano mas que juega con estas condiciones sin intentar controlarlas.
Como? pues no se! No hay formula ni procesó cada quien tiene que intentar resolver el rompecabezas y buscar su pieza y si no pueden con la cuidad, pues ahí esta Eastlake en san Diego que no se raja.
Gracias a los textos y seminarios sobre lo horrible en el Architectural Association (1995-96) de Mark Cousins y
Mil disculpas a mis amigos los literatos por ser tan malo para escribir, sufro de exceso y ausencias en este rollo de las letras, pero a lo mejor, por esto soy mas tijuanero que ustedes.
Lo horrible o feo, es algo más que la negación de la belleza.
Es una dimensión independiente donde se vive la experiencia de lo que debe estar, pero no esta.
La falta de belleza es un exceso que amenaza al sujeto. Marc Cousins